enero 2017 - Soñar Despierto...

lunes, 16 de enero de 2017

Después de todo...
"Quizás llego demasiado tarde pero como sabes, nunca fui muy puntual. Sólo quería decirte hola. Un simple hola.
Me hubiera gustado tanto poder hablar contigo tantos días. Nunca me perdonaré el no despedirme como te merecías, el no haberte dicho te quiero como debería y el hecho de saber que no eras eterna como creía.

Tuve que seguir mi camino, quizás el destino no quiso que estuvieras a mi lado tanto como me hubiera gustado. Soy feliz, quizás no tanto como quisiera, pero digamos que simplemente es un proceso y poco a poco se va completando esa "barra de felicidad".

No te culpo por irte, de verdad que no, pero es muy duro el día a día sin ti. Te sigo esperando, sentada en tu sillón, después de todo este tiempo.
No soy la única que siente tu falta y eso es algo que sabes muy bien.
Pienso que la vida suele quitarte cosas para darte otras; después de tu partida, vino un preciado regalo muy ansiado por todos. que tras meses de dolor, nos devuelve la sonrisa que tanto buscábamos.

En cuánto a mi, parezco una persona fuerte, pero no sabes las veces que he llorado en silencio para que nadie me viera. Sigo durmiendo tanto como antes. En parte, el hecho de que adore dormir es simplemente porque a través de los sueños es más fácil encontrarte, o por lo menos materializarte, charlar con celebridades, viajar a cualquier parte con un simple chasquido o por qué no, decir todas las cosas que grito en silencio.

En cuánto al tiempo, se me está pasando demasiado rápido, me voy haciendo mayor y ser una niña disfrazada de adulto no me termina de gustar. Tú pasaste por una guerra física, aunque poca gente sabe que la guerra más dolorosa es la que tienes contigo mismo. Realmente la vida es así, lo importante es disfrutar de la obra antes de que termine la función.

Si miro este 2016 ha sido uno de mis años, he podido conocer en persona a gente asombrosa y desgraciadamente a otras, escondidas, no tan asombrosas en el interior de gente que creía conocer.

Puede ser que me esté haciendo mayor y, por mucho que me pese, que esté madurando. Desearía tener a mi mano un mando y dejar presionado el botón de rebobinar y vivir una y otra y otra vez cada uno de los momentos vividos contigo y como si de slow motion se tratara, vivir cada segundo como si fuera una hora.

Como el pasado no puedo cambiarlo, el único propósito que tengo para este nuevo año es hacer todo lo que pueda, sin estrés, sin agobios, dando todo lo mejor de mí. Así, cuando eche la vista atrás todos mis recuerdos me dibujarán una sonrisa en lugar de una mirada perdida, como más de una vez han hecho.

He dejado muchos temas en el tintero, pero es que resumir 17 años en una sola carta es complicado. Pero después de todo tengo algo claro, abuela, lo único que no puede cambiar el tiempo son mis ganas de vivirlo."

En ese momento P dejó la carta, perfectamente doblada, sobre la lápida.
Satisfecha, se incorpora secándose las lágrimas. Cuando coge su mochila y se la coloca, no puede pensar en otra cosa: "este va a ser mi año, prepárate mundo".
 
Escrito por Paula Becerril
--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Esta es una de mis primeras historietas que subo a Sweek. Como se que no todo el mundo conoce esta app, he decidido subir al blog todas la historias que escriba en ese plataforma para que no os perdáis ninguna de ellas. Si queréis seguirme mi usuario es @paulillaw

¡Qué tengáis una muy buena tarde!

@templatesyard